El castillo de Mula

La historia y el corazón de un pueblo

Clara Ruiz González

El Castillo de Mula, como su propio nombre indica, se encuentra en Mula, una ciudad de apenas 15.000 habitantes situada en la comarca río-Mula, de donde es su capital. A su vez este municipio se encuentra en pleno corazón de la Región de Murcia. 

El Castillo, se puede ver desde todos los sitios del municipio e, incluso, desde localidades vecinas, ya que corona el cerro que encierra a la ciudad de Mula por su parte norte. Desde hace justamente V siglos, esta fortaleza aguarda la bella ciudad de Mula, siendo la vista diaria de los vecinos de la ciudad. Varios autores del pueblo de Mula han escrito que debido a esta vista costumbrista que los muleños tenemos de nuestro castillo, pasa desapercibido para el pueblo. 

Siendo yo muleña, siempre se me ha explicado que el Castillo de mi pueblo fue construido por el primer marqués de los Vélez, Pedro Fajardo, con el único propósito de imponer su figura de poder al pueblo, ya que los cañones del castillo, apuntaban hacía la plaza del pueblo. Todo esto sucedió porque el pueblo de Mula, seducido por los señores hidalgos y gentes de bien de la villa, se rebelan contra el marqués. Todo esto estalla hacía el año 1520, cuando D. Pedro Fajardo decide expulsar a numerosos nobles de la villa y en el 1521 empieza la construcción de una fortaleza en el cerro norte de la ciudad. Algunos contemporáneos a la construcción del castillo hablan de una alcazaba anterior a la fortaleza que sería de época musulmana.

Aunque parezca mentira, siendo el Castillo la cara visible de la ciudad de Mula, hasta el año 2015, no encontramos una obra monográfica que explique su historia, su construcción, su arqueología, etc. Cuando en el 2015, José Antonio Zapata Parra, arqueólogo municipal del Ayuntamiento de Mula, decide publicar un estudio profundo sobre el Castillo de Mula nos regaló al pueblo de Mula un libro digno de admirar, haciendo así que los muleños nos sentamos orgullosos de nuestra historia. 

Coincidiendo la publicación del libro en 2015 se crea la plataforma “Mula por su Castillo”, donde miles de muleños reclamábamos que el Castillo pasara a ser propiedad de la ciudad de Mula, ya que hasta ese momento e incluso hasta hoy, el Castillo era propiedad privada, perteneciendo a la familia Pidal, estando así en estado de abandono y ruina. Esto ha provocado en más de una ocasión que algún que otro sillar de los cimientos del castillo se desprendiera, sobre todo en los terremotos de Mula (1999) y Lorca (2011).  

Desde el 2015 y hasta el 2022, gracias a la plataforma muleña y al Ayuntamiento, se ha conseguido un 66% de la propiedad del Castillo debido a las donaciones de los diferentes herederos de la fortaleza. Todavía se sigue luchando para que pronto, ese 33% restante pueda pasar a manos muleñas y comenzar la puesta en valor del Castillo. 

MARQUESADO DE LOS VÉLEZ

En el S.XVI, el marquesado de los Vélez abarcaba los territorios del sudeste peninsular, conocida como la comarca de los Vélez. Encontramos entonces este marquesado en Almería, parte de Granada y la Región de Murcia.

Durante este siglo construyeron varias fortalezas que hoy tienen una importancia histórica tremenda. Conocemos entonces el castillo de Vélez-Blanco, Mula y Mazarrón. Siendo el más importante el castillo de Vélez-Blanco. 

HISTORIA

La historia del Castillo de Mula o Castillo de los Vélez, una fortaleza medieval-renacentista, se remonta al año 1520, cuando la Villa de Mula pasa a ser territorio del marquesado de los Vélez. Las familias burguesas de la villa no están de acuerdo con esta decisión y empujan al pueblo a revelarse, diciéndoles que el marqués solo traerá desdichas a la villa. El pueblo entonces dirige una revuelta en contra del marqués, y este muy enfadado comienza la construcción de la fortaleza para dejarles claro a los nobles y al pueblo que él es el que manda en Mula. Cabe destacar que, tras la revuelta, muchas familias nobiliarias fueron expulsadas de la villa por haber conjurado una rebelión contra el nuevo señor de Mula. 

Como ya he señalado en la introducción, es en 1520 cuando Don Pedro Fajardo, I Marqués de los Vélez manda a colocar la primera piedra de la nueva fortaleza que se va a construir, acabando así su construcción en el 1524, cuando según los escritos se terminó el castillo, habiéndose colocado hasta entonces más de 1.400 sillares de piedra: «Las piedras labradas que están asentadas de dentro y de fuera son por número MCCC (1.400) pyeças de piedra labrada”.

No puedo dejar de señalar que hay indicios de que el castillo se asienta sobre una fortaleza primigenia, de época musulmana. Estos indicios podemos resumirlos en la existencia de una muralla anterior a la construcción del castillo y en la que parte de la fortaleza se asienta, misma muralla que podemos visualizar en algunas zonas del casco antiguo de la ciudad de Mula. Otro indicio que encontramos son los textos del libro de viaje de Al-Idrisi, un comerciante musulmán, que deja por escrito que cuando visita la Villa de Mula ya existe una fortaleza. 

Si hay algo por lo que destaca el Castillo de Mula es por la peculiaridad que durante V siglos lo ha acompañado, ya que hablamos de una fortaleza que se hizo exclusivamente con la idea de atemorizar al pueblo y no fue construida como palacio de recreo o habitacional. 

Se piensa que actualmente es la única fortaleza que se construyó con esta finalidad, ya que los cañones que se localizaban en la plaza de armas del castillo apuntaban hacia la plaza del pueblo y no hacia el horizonte, esto demuestra la confrontación entre el marqués y el pueblo. Sí tenemos que nombrar, que en la azotea de la Torre del Homenaje encontramos otra serie de cañones que esta vez sí que apuntaran hacia el horizonte por si ocurría la llegada de cualquier enemigo inesperado. 

Con motivo de su V Centenario en el 2020, me gusta pensar que el castillo ha sido testigo de la vida diaria de la ciudad de Mula durante muchos siglos y que sus muros y sillares han visto y contienen toda la historia de mi pueblo: la epidemia de peste del 1648 que asoló Mula, la Guerra de Independencia, la Guerra Civil, etc. no siendo todo malo, pues estoy segura que los momentos felices han sido muchos más. 

Tristemente a día de hoy el castillo no es visitable y está prohibida la entrada, ya que se encuentra en un estado bastante ruinoso debido que aún es una propiedad privada y los herederos del marquesado de los Vélez no se han querido hacer cargo de él. Ojalá que esa situación pueda cambiar pronto y podamos hacer uso y disfrute de nuestro querido castillo. 

ARQUITECTURA Y ARQUEOLOGÍA

Lo primero que observamos si miramos el Castillo desde la ciudad es la gran magnificencia que tiene. Con los muros y la Torre del Homenaje en primera plana, que deja ver la altura original que desde el 1520, se le dio a la fortaleza. Si nos vamos acercando al Castillo podemos observar los materiales de los que está hecho. La mayor parte de la fortaleza está hecha con sillares, contándose alrededor de 1400 sillares que la componen. 

Si nos adentramos en el interior de la fortaleza, encontramos cuatro grandes partes de las que podemos hablar:

  • Alcazaba/Patio de armas:  

Se localiza en la zona norte de la fortaleza. Se aprovecha el gran espacio que forman las murallas de la alcazaba que pertenecía a la fortaleza musulmana anterior. En el interior aún se observan restos de un aljibe y un pozo hecho con sillares de piedra. Desde el patio se va a aprovechar el adarve de la antigua muralla que llega hasta la puerta de entrada, donde se encontraría un puente levadizo. 

 

  • Baluarte:

Es la parte central de la fortaleza, lo que desde fuera se reconoce como el cuerpo del centro. En esta zona se van a situar las dependencias del cuerpo de guardia y de la guarnición. Vamos a encontrar una gran sala abovedada desde donde se va a poder acceder a diversas partes del castillo como al sótano, al polvorín, las mazmorras, etc. Anexa a esta sala abovedada vamos a encontrar la Sala de Armas donde se localizaban las cañoneras y las troneras y donde la guardia hacia sus funciones. Desde esta Sala, accederemos al Patio Central o Patio de Armas desde donde se puede entrar al salón principal de la Torre.

 

  • Torre del Homenaje:

Es la zona noble del castillo y estaba separada del resto. Esta torre servía para el alojamiento del marqués o para el alcaide que es la persona que en ocasiones acudía en representación del Marqués. Su acceso se encontraba en la primera planta y se entraba por un puente levadizo que se localizaba en el Patio de Armas y que finalizaba en la planta principal de la Torre del Homenaje. En la planta principal de la que hablamos se encontraba la denominada “Sala de la Reja” donde se encontraba un gran ventanal que ofrecía las vistas de toda la villa de Mula y su horizonte. En la azotea de la Torre del Homenaje vamos a volver a encontrar cañones que apuntan hacia el horizonte y un adarve que rodea la torre. Desde la Sala de la Reja van a salir unas escaleras que darán acceso a dos salas que se encontraran en la parte inferior de la Torre y las que se encuentran la Sala del Archivo y la sala que da acceso a la Torre del Aljibe.  

  • Torre del Aljibe:

Se trata de un cuerpo anexo a la Torre del Homenaje y por tanto independiente de la fortaleza, con un tejado a tres aguas. Se utilizaba de almacén de alimento, pero también como almacén de armas para la guardia custodia del castillo. En la planta baja de la Torre del Aljibe, se encuentra un pozo de agua que seria en principio de origen musulmán. A la Torre del Aljibe se accede por la planta baja de la Torre del Homenaje, a la que estaba anexa. Cabe destacar que en el sótano de la Torre del Aljibe se localiza una puerta trampa que sería utilizada como vía de escape si el castillo era asediado. 

La característica principal de esta fortaleza es la falta de ornamentación que encontramos, los muros son gruesos y lisos y apenas encontramos decoración. En contrapuesta a esto, nos topamos con un castillo que presenta una cantidad importante de elementos defensivos: murallas, torres, cañones, troneras, defensa a la entrada del castillo, etc. 

La fortaleza tiene un recinto de murallas y torres para la defensa del acceso principal al castillo. Estas torres están construidas a base de zócalos de mampostería y alzados de tapial para allanar la tierra rocosa. En este acceso principal también se encontraban elementos que daban seguridad, como los puentes levadizos o fosos. Ya en el interior del castillo, la zona de los frentes artilleros se encontraba compuestos de cañoneras y troneras (que adoptan su nombre debido al ruido que causaban). La Torre del Homenaje se encuentra construida con mas mimo debido a que era el lugar habitable, compuesta su construcción con sillares de piedra se divide en 4 plantas incluida la azotea donde volvemos a encontrar cañoneras de menor tamaño. El resto de las partes de la fortaleza va a encontrarse construida de la misma manera, con sillares de piedra y sin apenas decoración. 

Como conclusión quiero destacar lo que durante varias veces ya he nombrado: el carácter defensivo del castillo y su austeridad se debe a que fue construida no como un recinto de recreo, sino como una fortaleza de amenaza al propio pueblo. 

ANÉCDOTAS Y REPRESENTACIONES

Para ir concluyendo el trabajo sobre el Castillo de Mula, me gustaría señalar un par de anécdotas que marcan y han marcado la vida de los muleños en relación con nuestro castillo.

El año pasado, en el 2020 se celebró el V centenario de la construcción de la fortaleza, pero debido a la pandemia no se pudieron celebrar los actos pertinentes de conmemoración. Este año 2021, con la pandemia un poco mas relajada se ha lanzado la publicación de un libro titulado “1520: Obra en proceso” donde los artistas muleños dan su punto de vista sobre como interpretan ellos el Castillo de Mula, exponiendo fotografías, bocetos, cuadros, etc. sobre la fortaleza. 
Abrazo al Castillo - 10 de abril a las 10:00h. Plaza del Ayuntamiento -  Ayuntamiento de Mula

Como ya señalé en la introducción en el año 2016, la plataforma ciudadana “Mula por su Castillo” organizó el Abrazo al Castillo, donde participamos miles de muleños y gente de fuera creando una cadena humana que rodeaba toda la colina donde se alza la fortaleza. Esto se realizó como alzamiento de voz en contra de los herederos del castillo que no se hacen cargo de él, lo que hace que esté en un estado ruinoso. 

Cabe señalar también el mercadillo anual celebrado en el mes de marzo denominado “Mercadillo de los Vélez” donde las asociaciones teatrales de Mula interpretan escenas donde los protagonistas son los marqueses de los Vélez. 

La II Noche de Leyendas de la Villa de Mula celebrada en el 2017 se dedicó íntegramente al marquesado de los Vélez, haciendo de esta forma, una ruta teatral guiada por el casco antiguo de Mula donde se interpretaban leyendas donde los protagonistas eran los marqueses y el castillo.