Catástrofe mundial: Reloj del Apocalipsis

El reloj del apocalipsis se mantiene a 90 segundos del fin del mundo

Francisco Abenza Vicente, Mª Elena García Vicente y Ginés Espín Hernández

Nos encontramos a 90 segundos para la medianoche, 10 segundos más cerca de lo que estuvo en los últimos tres años. Cada cierto tiempo, el  boletín de científicos atómicos ajusta este reloj teniendo en cuenta las circunstancias actuales del mundo y cuanto más cerca estén las manecillas de las 12 de la noche, más riesgo hay de una catástrofe que amenace la supervivencia de nuestra especie.

El Reloj del Apocalipsis, también conocido como el Reloj del Juicio Final, es un símbolo creado por el Boletín de Científicos Atómicos en 1947, durante la Guerra Fría. Esta organización fue fundada por científicos que participaron en el Proyecto Manhattan, el programa estadounidense de desarrollo de la bomba atómica durante la Segunda Guerra Mundial.

Este reloj es una representación visual que muestra cuán cerca está la humanidad de una catástrofe global, principalmente relacionada con la guerra nuclear y otros riesgos existenciales, como el cambio climático y los avances tecnológicos peligrosos.

La idea detrás del reloj es bastante simple: cuanto más cerca estén las manecillas de la medianoche, más cerca está el mundo de una catástrofe global. La medianoche simboliza la «hora cero», el momento en que ocurre el desastre.

El adelantamiento del reloj se debe a las siguientes causas:

Uno de los motivos del adelantamiento sería la Guerra de Ucrania. Debido a esta  guerra, el reloj se adelantó porque conlleva un posible ataque atómico y, entonces, estaríamos ante un peligro nuclear.

También, se adelantó debido al covid-19 y su inmensa pandemia que tuvo un gran impacto en la población, a lo que se le añade el cambio climático que sufrimos ahora más que nunca, teniendo temperaturas en enero superiores de 25 grados, algo no esperado para estas fechas.